tiempo.com

Este año no habrá ‘calmas de enero’, la segunda quincena será variable

Tras una primera mitad de enero con mucho frío e inestabilidad, que han derivado en nevadas excepcionales, la segunda no compensará con muchos días soleados y anticiclónicos, más bien al contrario.

lluvia enero
En la segunda mitad del mes las temperaturas serán más altas pero el tiempo continuará variable con lluvias, no se asentará el anticiclón.

La primera quincena ha sido sin duda la más fría entre los meses de enero en lo que llevamos del siglo XXI. Por otra parte, se ha caracterizado por situaciones muy variables, siendo las más destacables la de la borrasca Filomena, que, como sabemos, produjo nevadas intensas en cotas anormalmente bajas, y el anticiclón que le siguió y que ha propiciado las heladas que hacía mucho tiempo que no se registraban y que, en algunas zonas, fueron insólitas.

Pese a esas grandes nevadas la cantidad total de agua embalsada en la actualidad es inferior a la del año pasado en estas mismas fechas. Cuando se produzca el deshielo aumentarán las reservas, pero al mismo tiempo habrá que estar atentos a la crecida de los ríos porque puede haber inundaciones.

El ascenso de temperaturas acentuará el deshielo de la nieve que aún cubre ciudades como Madrid o Teruel, sobre todo a partir del próximo lunes, cuando se impondrán vientos más templados de origen atlántico.

Entre hoy y el domingo las heladas serán más llevaderas

A partir de hoy van a ir subiendo las temperaturas, tanto las máximas como las mínimas, prácticamente en toda la Península y en Baleares, de tal manera que el domingo ya no habrá heladas en ninguna capital de Andalucía ni de las que están a orillas del Mediterráneo, y las máximas estarán alrededor de los 15 ºC al igual que en Ceuta y Melilla. En Canarias se alcanzarán casi 20 ºC. Si llueve será débilmente y solo en la Cornisa Cantábrica.

En la próxima semana habrá algunas lluvias

El martes, día 19, dentro de la incertidumbre del pronóstico en esta situación, es previsible que un frente penetre por Galicia y se extienda el miércoles y el jueves por el resto de la Península, aunque sin llegar al Mediterráneo. El viernes, día 22, irán remitiendo las precipitaciones y durante el fin de semana solo se producirán en Galicia, las demás regiones cantábricas y el norte de León. Todo apunta a que la nieve solo caerá en las cotas altas de los sistemas montañosos.

Ya no se registrarán heladas en las capitales de provincia y las temperaturas diurnas estarán dentro de los valores normales de la segunda quincena de enero. En el valle del Guadalquivir, Región de Murcia, Comunidad Valenciana, Ceuta y Melilla se superarán los 15 ºC, mientras que en el archipiélago canario se llegará a los 20 ºC.

Borrascas
Mapa de anomalías de presión a nivel del mar: las borrascas circularán por el norte, trayendo algunos frentes y viento del oeste y noroeste a lo largo de la próxima semana.

Los últimos días serán lluviosos en el cuadrante noroeste

Entre el lunes, día 25, y el último día del mes las precipitaciones serán superiores a las normales en la comunidad gallega sobre todo, en Asturias, Cantabria, País Vasco, los Pirineos, donde serán de nieve, gran parte de Castilla y León y algunas comarcas del centro de la Península. En las regiones mediterráneas y en Canarias las lluvias que caigan serán muy escasas y los valores estarán por debajo de lo normal. En el resto de España estarán dentro de la normalidad.

En cuanto a las temperaturas, serán parecidas a las de la semana anterior, lo que quiere decir que estarán dentro los valores normales o ligeramente por encima de los mismos en algunas regiones.

Y con todo esto, no habrá calmas de enero

Las llamadas ‘calmas de enero’ es un fenómeno que se da en ocasiones en esta época, sobre todo en el Mediterráneo y en períodos donde reinan las altas presiones, consistente en que el mar está completamente en calma y baja su nivel. Eso no sucederá este año porque habrá viento suficiente para que eso no ocurra, derivado de las borrascas atlánticas que se irán aproximando.