Llega la masa de aire frío más importante del otoño... ¿y Cecilia?

Mañana un frente frío dará paso a una masa de aire gélido que provocará un importante descenso de temperaturas. Se registrarán precipitaciones, que serán en forma de nieve en las sierras, y fuertes rachas de viento.

José Antonio Maldonado José Antonio Maldonado 13 Nov 2019 - 09:26 UTC
Nieve carretera
La nieve será protagonista en las sierras y zonas próximas. La cota de nieve bajará hasta los 700/900 metros en el norte peninsular.

En los últimos días han llegado varios frentes a la Península por el noroeste, provocando un descenso de las temperaturas, lluvias en muchas zonas del norte, especialmente importantes en la Cornisa Cantábrica, fuertes vientos, temporal en el mar y nevadas en los sistemas montañosos que, sobre todo, han sido copiosas en los Pirineos.

De cara al fin de semana esas condiciones, en su mayoría adversas, se van a incrementar debido a la entrada de una masa de aire procedente de altas latitudes. El descenso de temperaturas va a ser acusado en todas las regiones peninsulares y en Baleares, sobre todo en las del norte dada la procedencia de la citada masa.

Al mediodía del jueves el centro de una borrasca estará situado entre las costas septentrionales de Francia y el extremo suroeste de Inglaterra, lo que favorecerá la llegada de vientos gélidos del noroeste a la Península.

¿Se podrá calificar de invernal esta situación?

Creo que no. En invierno se registran y, lógicamente, cabe esperar que también las haya en el que comenzará dentro de poco más de un mes, fuertes heladas en las mesetas y en estos días solo helará ligeramente (-2º o -3ºC, como mucho) en las comarcas de ambas zonas, si bien en las cordilleras montañosas serán bastante más fuertes.

Hoy un frente está cruzando con rapidez el norte, centro y parte de Castilla-La Mancha produciendo precipitaciones a su paso. Tras él se irán abriendo grandes claros excepto en el Cantábrico y los Pirineos, donde los chubascos seguirán siendo ocasionalmente fuertes. En Canarias solo habrá nubes en el norte. Nevará en todos los grandes sistemas montañosos.

Soplarán vientos del oeste al noroeste que serán fuertes en las regiones mediterráneas peninsulares y en Baleares. Ligera subida de las temperaturas diurnas con respecto a ayer.

Mañana llegará un frente, la masa de aire frío y ¿Cecilia?

Mañana jueves llegará otro frente vinculado a una borrasca, que podría ser bautizada como Cecilia. Las precipitaciones se irán extendiendo por el Cantábrico, donde como en Galicia serán fuertes y persistentes, y demás regiones de la Península, excepto las proximidades del Mediterráneo y Andalucía donde serán poco probables. El tiempo en Madrid será desapacible. En Baleares se podrán producir chubascos ocasionalmente fuertes.

Seguirá nevando en las cordilleras bajando la cota de nieve hasta zonas próximas. Los vientos serán del oeste al noroeste, fuertes en numerosas comarcas pero sobre todo en las regiones cantábricas, Pirineos y la meseta castellano leonesa. En Canarias soplarán vientos alisios. Con todo esto, habrá un descenso generalizado de las temperaturas, aunque todavía no habrá heladas en ninguna capital de provincia.

El viernes, se mantendrán las lluvias persistentes en las regiones cantábricas y los Pirineos afectando también al alto Ebro. Serán débiles en la meseta norte donde caerán copos de nieve y se registrarán algunas heladas.

Nevará en los sistemas montañosos del norte, Sierra Nevada y, ligeramente, en el Sistema Central. El viento será fuerte de componente norte en el tercio superior de la Península. De poniente en las demás regiones, menos en Canarias, donde serán del noreste. Seguirán bajando las temperaturas.

El fin de semana traerá una nueva tanda de lluvias y nevadas

El sábado, un día más seguirá lloviendo en las regiones cantábricas y también en Navarra y La Rioja, nevando en los Pirineos. También se podrán producir chubascos en Baleares, donde la cota de nieve rondará los 1000 metros, y en Melilla. En el resto de la mitad norte estará nuboso pero es poco probable que llueva hasta el final del día, en que un nuevo frente parece que afectará al noroeste de Castilla y León. En las demás regiones predominarán los cielos poco nubosos. Bajarán las mínimas y habrá pocos cambios en las máximas.

El domingo, otro frente se irá desplazando por toda la Península aunque a la costa mediterránea llegará muy debilitado y probablemente no producirá lluvias. Las precipitaciones seguirán siendo fuertes en las regiones cantábricas, donde la persistencia de todos estos días puede causar problemas como desbordamientos de algunos ríos.

Publicidad