StoreWindows10

Enero de 1985: la ola de frío más extensa de las últimas décadas

Entre los días seis y diecisiete de enero de 1985, España entera sufrió los rigores de una ola de frío provocada por una masa de aire ártico, que procedente del norte de Europa alcanzó la Península. 

Pedro Gavidia Pedro Gavidia 20 Ene 2018 - 12:10 UTC
Detalles de algunas de las noticias publicadas el día 10 de enero de 1985 en ABC.

Atendiendo al análisis de superficie, el día 6 a las 12:00 horas un anticiclón con 1.028 hPa de presión en su centro, situado sobre las Islas Británicas, englobaba dentro de su radio de acción a la Península Ibérica. Además, como se aprecia en las topografías de 500 hPa, sobre España apareció una vaguada bombeada por una baja centrada sobre el norte de Europa, con una temperatura en su seno de -44ºC. Las isotermas que cruzaban la Península eran la de -28ºC atravesando el Valle del Ebro y la de -24ºC desde Galicia hasta Alicante (altitudes de 5.400 m. y 5.460 m. respectivamente).

Ya en el día 9, según los mismos análisis, un anticiclón lindaba con el Valle del Ebro y, a la vez, se había formado una baja al oeste de Francia. Entre ambos centros de acción se generó un frente frío que expandió aire gélido hacia el occidente peninsular. Según la topografía de 500 hPa de ese mismo día, sobre el golfo de Génova se había instalado un área depresionaria, cuya temperatura era de -36ºC. La isoterma de -28ºC cruzaba el cuadrante noreste de la Península.

Mapa de reanálisis de isohipsas del nivel de temperatura a 850 hPa correspondiente al día 09 de Enero de 1985 a las 00 UTC. Fuente: http://www.wetter3.de

El día 11, derivados de la baja presión instalada sobre el Atlántico nororiental, surgieron dos frentes fríos y paralelos que avanzaban sobre Europa, a la vez que un potente anticiclón de origen térmico se situó sobre Europa Occidental.El anticiclón presentaba el día 10 un bloqueo “en omega” observable en la topografía de 500 hPa con dos bajas a ambos lados, una sobre Italia-Yugoslavia y otra sobre el Atlántico nororiental. Un nuevo frente frío, visible en superficie, avanzó desde Londres-Bruselas en dirección sur, nacido en la superficie de discontinuidad entre un anticiclón centrado sobre gran Bretaña y una baja situada sobre el noroeste de África.

El día 14 el frente frío ganó terreno, adentrándose en nuestro territorio, dando lugar a un segundo recrudecimiento de las temperaturas; la mínima entre capitales de provincia la dio Ávila con -13ºC, destacando también por lo inusual, los -2ºC que se registraron en Alicante. La gota fría centrada sobre el sur de Francia, aparecía ya sobre el norte de España.

Temperaturas mínimas registradas durante la jornada del 9 de Enero de 1985 en la península Ibérica y Baleares. Fuente: AEMET.

El día 15 el frente se alejó ya hacia el Mediterráneo Oriental, a la vez que sobre las Islas Canarias un anticiclón expandió un flujo cálido sobre la Península (frente cálido que avanza desde el oeste ayudando a que se restablezcan las temperaturas en toda España, procedente de un área de ciclogénesis creada en el Atlántico Oriental), lo cual provocó que la invasión de aire frío llegara a su fin.

Algunas de las temperaturas mínimas más destacables que se registraron durante dicho episodio frío, fueron los -20ºC de Calamocha (TE), los -18,8ºC de La Molina (GI), los -18,2ºC de Molina de Aragón (GU), los -16,8ºC de Daroca (ZA) o los -16,2ºC de Pamplona/Noain (NA).

Publicidad