¿Por qué 2019 no es un año bisiesto?

Cada mes de febrero dudamos si el año en el que estamos es bisiesto y si el mes tendrá 28 o 29 días. ¿Hay algún truco para saber si un año es bisiesto o no lo es?

Marc Redondo Marc Redondo 18 Feb 2019 - 02:19 UTC
Calendario
Cada año tenemos la misma duda cuando llega febrero. ¿Tendrá 28 o 29 días?

Una de las primeras cosas que aprendimos en el colegio sobre astronomía, aparte de los planetas, es el movimiento de rotación y de traslación de la Tierra. Parece funcionar todo a la perfección hasta que nos damos cuenta de que hay algo que no acaba de cuadrar. No es culpa de nuestro planeta, sino de nuestra forma de dividir el tiempo.

El ser humano tiene que corregir un desfase que hace que los años, entendidos como una vuelta entera alrededor del Sol, no duren exactamente 365 días. De la forma en la que hemos dividido el año en días de 24 horas, no le damos tiempo a la Tierra a dar un giro completo alrededor de nuestra estrella.

Nuestro planeta se queda, cada año, 6 horas corto para volver al mismo punto en el que estaba el año anterior. Cada cuatro años se añade un día más al calendario, sumando, de esta manera, las 24 horas que faltan para que la Tierra pueda dar la vuelta completa. Este día extra se añade al mes más corto, que es febrero.

El cálculo de los años bisiestos

Si no tenemos un calendario a mano y queremos saber si un año es bisiesto, tendremos que usar un poco la cabeza y hacer algunos cálculos.

Un año es bisiesto si:

  • Es divisible por 4 pero no por 100.
  • Es divisible por 100 y por 400.

    Así que si el año en el que estamos no es divisible por 4, ya podemos descartar que sea bisiesto. Y si es divisible por 4, tenemos que confirmar que no lo sea por 100. Si acaba en dos ceros, como el año 2000, y por lo tanto, es divisible por 100, hay que confirmar que también lo sea por 400.

    Un truco para los más perezosos

    Para los amantes del deporte, o los que se fijen un poco en las noticias deportivas, todos los años bisiestos coinciden con años con Juegos Olímpicos de verano. Así, lo fue el año 1992 con los Juegos de Barcelona. Los últimos Juegos fueron en 2016 en Río de Janeiro. Era año bisiesto. Los próximos Juegos, y año bisiesto, serán los de 2020 en Tokio. Luego vendrá París en 2024 y Los Ángeles en 2028.

    Es una gran casualidad, y de gran ayuda, que lo que dura la Olimpiada, es decir, el tiempo que transcurre entre dos Juegos Olímpicos, sea el mismo que separa los años bisiestos.

    Publicidad