tiempo.com

La luna 'Europa' es el mejor lugar para buscar vida fuera de la Tierra

La luna de Júpiter 'Europa' muestra indicios de actividad volcánica y puede ser un buen punto de inicio. Los científicos de la NASA desde hace tiempo consideran que es el mejor lugar del Sistema Solar para encontrar vida fuera del planeta Tierra.

Europa
Europa, una de las 79 lunas de Júpiter, es considerado por la NASA como el lugar más propicio para la existencia de vida fuera de la Tierra.

La búsqueda de vida fuera de la Tierra acaba de conseguir una serie de indicios prometedores. Una investigación reciente ha desmostrado que puede existir actividad volcánica en una de las 79 lunas de Júpiter, Europa.

El descubrimiento de la posible actividad volcánica en Europa entusiasma a los científicos, quienes consideran que tener una fuente de energía como esta, de forma constante y duradera a largo plazo, daría condiciones para el desarrollo de vida.

Estudios recientes

Los astrónomos que han participado en el estudio de Geophysical Research Letters tienen indicios de que existe un océano entre el núcleo rocoso y la capa externa de hielo de Europa. A través de un modelo 3D, demostraron que el interior del satélite puede ser extremadamente caliente, al punto de derretir la capa rocosa, lo que formaría volcanes en el fondo del océano.

Júpiter
Júpiter y sus lunas. Europa se destaca por las características propicias para la búsqueda de vida extraterrestre.

La directora del estudio, Marie Behounková, de la Charles University en la República Checa, relata que los descubrimientos de los estudios muestran evidencias de que el océano, bajo la superficie de la luna Europa, sí puede ser un ambiente propicio para encontrar vida fuera de la Tierra.

Complementa también que Europa es uno de los cuerpos planetarios raros que puede haber mantenido la actividad volcánica por miles de millones de años. Además, es posible que sea el único lugar después de la Tierra con grandes embalses de agua y una fuente de energía de largo plazo.

Altas temperaturas en el interior de Europa

Uno de los hechos que lleva a los científicos a las teorías de la formación de volcanes en el fondo del océano es la elevada temperatura en el interior del manto rocoso de Europa. Pero, ¿por qué es tan caliente?

El motivo es la atracción gravitacional que Júpiter ejerce sobre sus 79 lunas. Europa gira alrededor de la órbita de Júpiter, al mismo tiempo que la gravedad del planeta hace que su interior sea flexionado.

Europa
Altas temperaturas podrían quebrar el manto rocoso de Europa y llegar a la superficie.

Este movimiento fuerza la energía hacia el interior de la luna y acaba siendo expelido como calor. Cabe resaltar que mientras más se pliega el interior de Europa, más calor es producido y más aumenta la capacidad de derretir el manto rocoso, lo que incrementa la probabilidad de que se generen volcanes en el fondo del océano.

Lo que dice la NASA

La agencia espacial norteamericana habla de estos volcanes submarinos en su página y explica que, si realmente existieran en Europa, podrían ser parecidos a los que existen en la Tierra.

En nuestro planeta, el agua del océano entra en contacto con el magma del volcán y forma energía química, es esa energía la que alimenta la vida en las profundidades del mar y no la luz solar como muchos piensan.

Nasa
La NASA ya se prepara para una misión hacia Europa, marcada para el 2024.

El conjunto de características descubiertas se suma a la descripción de la NASA sobre Europa, de ser el mejor lugar del Sistema Solar para buscar vida extraterrestre. Con tantos estudios y evolución de los resultados, la agencia planea una misión para verificar si el lugar tiene realmente las condiciones consideradas como esenciales para el desarrollo de vida. El lanzamiento de la misión denominada Europa Clipper no está lejos de suceder, ya que está prevista para el 2024.

Los descubrimientos pueden traer esperanzas de encontrar vida fuera de la Tierra, dado que en nuestro planeta, las áreas volcánicas submarinas están, generalmente, repletas de vida, incluso en las más grandes profundidades de los océanos.