tiempo.com

Consejos para la cuarentena por el coronavirus (COVID-19)

En esta crisis del coronavirus debemos lavarnos las manos con detenimiento y mantener una distancia de seguridad con las personas de nuestro entorno. En casa, te sugerimos hacer unas cuantas cosas más por tu salud. Ante el coronavirus y sin él.

Cuarentena COVID
Cada día, dedica unos minutos de tu cuarentena a hacer más saludable tu hogar.

La crisis del coronavirus nos va a mantener en casa al menos hasta el domingo 29 de marzo, fecha en la que acabará la orden de confinamiento decretada por el Gobierno hace unos días. Hasta entonces, salvo que nuestro trabajo conceda servicios de primera necesidad, restan muchos días en el hogar que requerirán de mucha paciencia, ocio y también de buenas conductas, algunas relacionadas con el aire que respiramos y el Sol.

Ya nos avisó el otro día Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, “los primeros días de cuarentena pueden ser divertidos, pero esto va a durar al menos catorce”. Salir a la calle mejora nuestro estado de ánimo, somos seres sociales y llevamos las relaciones interpersonales en nuestro ‘ADN’; pero nos ayuda, sobre todo, el contacto con el aire libre y el astro rey. Estar en casa no debe suponer cortar de cuajo la relación con estos dos últimos factores, en nuestro timing tenemos que reservar un ratito a nuestro bienestar -más allá de dormir las horas necesarias o hacer deporte-.

Dedica unos minutos para recargar vitamina D

En los últimos años, multitud de estudios médicos han subrayado la importancia de la vitamina D en nuestra salud. Esta sustancia proviene en un alto porcentaje, del 80 al 90%, de la exposición solar y el resto de la dieta. La vitamina D es esencial para la salud de los huesos, nos protege de enfermedades cardiovasculares e influye en los estados de ánimo.

Para completar una jornada saludable, conviene que nos expongamos al sol quince minutos cada día, junto a una ventana o en un balcón donde incidan directamente sus rayos, preferiblemente en mangas de camisa o parecido. Esto no puede ser una excusa para acudir a la terraza comunitaria y hacer un corro con los vecinos, desde casa se puede cumplir perfectamente. Eso sí, no surtirá efecto si media un cristal, en tal caso los rayos ultravioleta B se quedarán por el camino.

Esta rutina no solo debemos tenerla presente en estos días de confinamiento, también cuando volvamos al trabajo. Según la Fundación Española de la Nutrición, 9 de cada 10 españoles reciben diariamente tan solo el 20% de la ‘dosis’ recomendada de vitamina D, a pesar de las muchas horas de sol que presenta el año.

No olvides tomar el sol entre 10 o 15 minutos al día para recargar vitamina D.

Reserva un rato a ventilar la casa

Otro de los problemas que estos días nos podemos encontrar es la falta de una ventilación correcta del hogar. Normalmente hacemos referencia a la contaminación del aire en la intemperie y pocas veces a la que nos exponemos en casa. Los aparatos de calefacción, las cocinas, estufas o los hornos pueden dispersar contaminantes como el monóxido de carbono, óxido de nitrógeno o azufre, que poco a poco pueden incidir en nuestra salud.

Afortunadamente, cada vez usamos electrodomésticos más modernos y eficientes, pero no está de más abrir las ventanas unos minutos al día. En estas fechas aún hace fresco, pero 5 o 10 minutos bastan, incluso evitando las corrientes. Podemos ir habitación por habitación. Además, exponernos a ambientes cerrados supone un riesgo a añadido a la hora de la transmisión de los virus como la gripe o ahora el COVID-19.