tiempo.com

¿Existió la Estrella de Belén?

En todos los pesebres que estos días nos rodean no falta de nada, pero hay un elemento que siembra algunas dudas: la Estrella de Belén. ¿Existió? ¿Nos estamos equivocando montando el pesebre?

La Estrella de Belén
La Estrella de Belén siempre va unida a la figura de los Reyes Magos.

Como a veces se nos olvida la historia de muchas de las tradiciones que tenemos en nuestro país, vamos a recordar primero qué es y qué simboliza la Estrella de Belén. En algunos pesebres aparece representada como un simple punto luminoso. En otros, como una estrella fugaz. Esto ya nos da pistas de las dudas que hay sobre su origen.

La Estrella de Belén es, según el cristianismo, un astro que brilló en el cielo y orientó a los Reyes Magos hasta el lugar de nacimiento de Jesucristo. Es decir, Belén. Por este motivo se llama Estrella de Belén.

Cabe anotar en este punto, antes de seguir, que estamos haciendo referencia a hechos bíblicos y metafóricos. Solo porque se nombra un astro brillante, es decir, un elemento astronómico, nos empuja a investigar un poco sobre qué fue realmente esta estrella, sin olvidar el citado marco de misticismo en el que nos encontramos. ¿Qué fue realmente la Estrella de Belén? Vamos a repasar cada una de las hipótesis que nos podrían dar la respuesta.

Un cometa

La forma de representar en algunos pesebres y pinturas una estrella con una larga cola podría hacer referencia a un cometa. Si has tenido la suerte de ver alguno en tu vida, sería una forma parecida a la realidad. El problema viene cuando los astrónomos nos dicen que el cometa más cercano a esa época que se vio a simple vista fue el cometa Halley, 12 años antes de Cristo. Demasiado pronto.

Una alineación de planetas

Otra hipótesis nos dice que podría ser en realidad una alineación de los tres planetas que más brillan en el cielo: Venus, Júpiter y Saturno. Juntos, darían la sensación de un astro único con mucho brillo. A no ser que los reyes fueran muy miopes, cualquier persona podría diferenciar los tres planetas, por muy juntos que estuvieran.

Pesebre
En todo pesebre no falta la Estrella de Belén.

Alguna hipótesis sitúa a Venus, el planeta más brillante, como la posible Estrella de Belén. Sus conocimientos de astronomía hacen descartar que confundieran una estrella con un famoso planeta.

Una supernova

Una supernova es una explosión de una estrella. Podría dejar en el cielo un punto brillante, parecido a lo que vemos en algunas representaciones de pesebres. Para los astrónomos, una explosión registrada hace poco más de 2.000 años sería algo muy reciente y tendrían pruebas evidentes en forma de radiación electromagnética. Y no hay nada.

Analizando desde el punto de vista astronómico todas las hipótesis, no podemos determinar exactamente qué fue, si es que realmente existió.

Hay más hipótesis, como si era en realidad Sirio, una estrella muy brillante. O una estrella fugaz, que a pesar de aparecer pocas décimas de segundo, marcara un camino a seguir. O incluso una especie de milagro que llevó a los Reyes hasta Belén.

Os invito a leer más sobre el tema porque astrónomos e historiadores han realizado grandes trabajos de investigación para averiguar qué fue en realidad la Estrella de Belén. Algo que no puede faltar nunca en nuestro pesebre, aunque a veces cueste tanto esfuerzo colocar.