tiempo.com

Hay un grave problema con los residuos, ¿cómo puedes ayudar? Así...

La Semana Europea de la Reducción de Residuos (EWWR) anima a todos los ciudadanos de nuestro continente a llevar a cabo acciones de concienciación sobre la gestión sostenible de los recursos y los residuos.

El reciclaje y la reutilización comienza en nuestro propio domicilio.
El reciclaje y la reutilización comienza en nuestro propio domicilio.

Desde 2009, todos los años se celebra en la última o penúltima semana de noviembre la Semana Europea de la Reducción/Prevención de Residuos (EWWR), este año es entre los días 20 al 28. Estas jornadas buscan promover en todos los habitantes de nuestro continente unos hábitos mucho más ecológicos, enfocados en la reutilización de productos que pensamos son desechos, pero que, en realidad, aún pueden ser muy útiles.

Estamos muy acostumbrados al “usar y tirar”: para que voy a arreglar algo si por un poco más puedo adquirir uno nuevo. Es un pensamiento que está muchas veces en nuestras cabezas y no nos damos cuenta la cantidad de residuos que se producen en la fabricación de un producto nuevo.

¿Por qué es importante esta celebración?

Cuando compramos un producto nuevo, es difícil que pensemos cómo se producen y cuánto contamina su fabricación. Por ejemplo, los pantalones jeans son el resultado de varios lavados intensivos con productos químicos, preferentemente de metales pesados, a lo que debemos sumar el secado, el blanqueado y la impresión de los tejidos, procedimientos altamente contaminantes que terminan en los ríos y en la atmósfera.

Las plantas de reciclado en los países desarrollados ayudan con los residuos, pero esto no sucede en el tercer mundo, donde muchas ciudades conviven con los residuos generados.
Las plantas de reciclado en los países desarrollados ayudan con los residuos, pero esto no sucede en el tercer mundo, donde muchas ciudades conviven con los residuos generados.

Así que es muy importante que empecemos a concienciarnos de la importancia de la generación de residuos en las nuevas fabricaciones. Con esta semana se pretende sensibilizar a la población sobre la reutilización de los productos, el reciclaje de ciertos materiales y la reducción de residuos genéricos. En definitiva, animar a los europeos a que reduzcan la gran cantidad de residuos que generamos y aprendamos a reutilizar los que puedan servir para intentar limpiar nuestro continente.

Comunidades circulares y las 3R

En el año 2020 el eslogan fue "¡Residuos Invisibles!", un título muy representativo, ya que lo que se intentaba era darnos a conocer la ingente cantidad de residuos que se producen en el proceso de fabricación de una nueva manufactura. Como decíamos anteriormente, es muy importante alargar la vida útil de los productos, ya que a la hora de tomar la decisión de su sustitución hay que tener en cuenta no solo el coste económico reparación/compra, sino también la cantidad de residuos que nos ahorraríamos con solo el arreglo.

Plástico en el mar, un peligro para todos.
Mucha de la basura que generamos termina en nuestros océanos, donde el plástico es una verdadera plaga y un perjuicio enorme para la vida animal.

Y este año, la Semana Europea para la Prevención de Residuos, nos reta a que actuemos juntos para formar comunidades circulares. Se trata de un modelo de producción y consumo que implica compartir, alquilar, renovar, reparar, reutilizar y reciclar materiales y productos existentes todas las veces que sea posible, para alargar el ciclo de vida de las cosas. Se intenta cambiar los patrones de consumo de los ciudadanos para crear nuevas oportunidades de negocio basadas en la economía circular y el crecimiento verde.

Según la oficina estadística de la UE, en 2019 la tasa de reciclaje y reutilización de residuos municipales en España fue del 34,7%, más de 15 puntos por debajo del objetivo para 2020 (50%).

Así que debemos combinar nuestras fuerzas para poder avanzar, porque nuestra sociedad necesita la colaboración de todos para poder reducir los residuos. Lo que se pretende queda resumido en las 3R, es decir, la Reducción del consumo, la Reutilización de productos y el Reciclaje de materiales.

Acciones individuales

Todos nosotros podemos ayudar empezando desde nuestra propia casa, algunas de las opciones más sencillas serían:

  • Donar ropa y zapatos que ya no utilicemos, pero que aún puedan ser útiles a otras personas. Así ayudamos a los más necesitados y reducimos la basura.
  • Reutilizar todos los recipientes de plástico, como las bolsas o las botellas, así evitaremos que esta contaminación llegue a nuestros ríos y océanos.
  • Crear proyectos creativos a partir de materiales que sean de deshecho.

Además de todas estas iniciativas, también se puede participar en diferentes acciones que tendrán lugar durante estos días, como plantación de árboles, limpieza de lagunas, campaña libre de plásticos y un largo etc. que se pueden encontrar en este enlace. Solo tienes que filtrar por tu comunidad autónoma y verás cuantas cosas puedes hacer por ayudar. ¿A qué estás esperando? Entre todos podemos.