Primavera movida... ¡por tornados!

La primavera es muy bonita, pero también es la época en la que suceden más tornados. Estados Unidos sufre cada año alrededor de 800 de ellos. ¿Dónde y cuando suelen originarse? Aquí te contamos.

Natacha Payà Natacha Payà 08 May 2019 - 07:48 UTC
tornado
Imagen de un coche de policía destrozado por un tornado en Moore, Oklahoma -el 22 de mayo de 2013-

Cada año se registran en Estados Unidos alrededor de 750 tornados, la mayoría de ellos se originan en primavera y otoño, aunque también se pueden formar en otras épocas del año. Este 2019 hemos podido ver desde un devastador tornado que dejó más de 6000 hogares sin luz y una cifra de 25 muertos en Alabama, el 3 de marzo, al conjunto de tornados el pasado 13 de abril, en Texas, con dos niños muertos.

El callejón de los tornados: su escenario

El 90% de los tornados ocurren en el 'callejón' de los tornados, también conocido como Tornado Alley. Se suelen concentrar en esa zona, un área que comprende grandes llanuras centrales, y que incluye estados como Texas, Oklahoma, Nebraska, Dakota del Sur y Kansas entre otros, todo ello sin obviar que sus límites siguen siendo difusos.

Las condiciones orográficas son un factor clave para la génesis de estos fenómenos. La zona central de Estados Unidos, donde se encuentran las Grandes Llanuras -the Great Plains-, es un área bastante plana, de ahí su nombre, y es donde el aire frío de Canadá se 'cuela' y se encuentra con el cálido tropical del Golfo de México. Cuando las dos masas de aire 'chocan' provocan la formación de potentes supercélulas, artífices de los famosos tornados que acechan al centro de Estados Unidos cada año.

¿Por qué en primavera?

Son los meses que van desde abril a septiembre los que tienen mayor actividad. Mayo y junio presentan su pico más alto, aunque fuera de esa época también es probable que se puedan formar eventos severos con daños catastróficos. Según la NOAA, muchas de las personas se encuentran durmiendo y les 'pillan' desprevenidas, ya que casi siempre ocurren cuando se ha ido el sol.

En plena primavera son muchas las noticias que vemos relacionadas con estos fenómenos en las televisiones y redes sociales, y no es para menos. El pasado mes de abril grandes tornados golpearon el sur de Estados Unidos, dejando sin electricidad a más de 150 personas y provocando la muerte de dos niños. Todo por culpa de los vientos intensos que se generaron a raíz de un tornado, el día 13. El viento derribó un árbol que cayó sobre la parte trasera de un automóvil, donde desafortunadamente iban los dos niños.

La clasificación de los tornados

Según Ana Casals, Portavoz de la AEMET, los tornados son columnas violentas de aire que se extienden a través de una tormenta. Normalmente están relacionados con las supercélulas, tormentas que giran como una peonza y dejan fenómenos severos tales como estos vórtices, pedrisco y lluvias en ocasiones torrenciales. En EEUU, los daños y la destrucción que provocan los tornados son evaluados por el Servicio Meteorológico Nacional (NWS), y los clasifican utilizando la escala Fujita mejorada -EF- que va de 0 a 5, según la gravedad de la devastación.

Por ejemplo, del 5 al 8 de febrero del 2008 tuvieron lugar 87 tornados, el Super Tuesday Tornado Outbreak -brote de tornados-. Independientemente de que se originasen fuera de la primavera o del otoño, cinco de ellos fueron clasificados como EF3 y EF4.

Publicidad