tiempo.com

La lluvia ayuda a "controlar" el incendio de Sierra Bermeja en Málaga

La lluvia se ha aliado con el esfuerzo titánico de los servicios de extinción para controlar uno de los incendios más virulentos de las últimas décadas en España, de "sexta generación".

Algo antes de las 7 de la mañana, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado a través de su cuenta de Twitter que el incendio malagueño de Sierra Bermeja está por fin “controlado”. Las llamas llevan activas desde el pasado miércoles cuando, según la Fiscalía de Medio Ambiente, pudieron ser provocadas. En estos días se han calcinado cerca de 7.800 hectáreas afectando a varios municipios. Dos de ellos, Jubrique y Genalguacil, tuvieron que ser evacuados. “La lluvia que cae desde hace horas ha sido la mejor aliada del intenso y admirable trabajo de los retenes”, ha ensalzado Moreno. 

Este incendio está considerado como uno de los peores en las últimas décadas en España, de “sexta generación” tal y como han calificado los expertos. Esta denominación se otorga a los incendios que son capaces de producir a una escala reseñable sus propias corrientes de aire derivando muchas veces en enormes pirocúmulos (nubes flammagenitus). Modifican la meteorología de su alrededor y crean sus propias nubes, a veces incluso de tormenta, lo que dificulta al extremo su extinción.

Los servicios de extinción se han tenido que enfrentar a situaciones incontrolables, hasta el punto de acarrear la muerte de un bombero forestal en la tarde del pasado jueves. Hasta hoy las condiciones meteorológicas jugaban en contra de los efectivos; ayer por la tarde, cuando estaban a punto de llegar las lluvias, el viento de levante avivó algunos de sus flancos. 

Desde la pasada medianoche algunos observatorios de Málaga, próximos a la zona del incendio, han acumulado entre 5 y 10 litros por metro cuadrado, que sin ser demasiados de momento han logrado frenar el avance de las llamas. En las próximas horas podría continuar lloviendo de forma débil, aunque ya con menos persistencia.

Según nuestro modelo de referencia, esta tarde y noche ya serán menos probables las precipitaciones, aunque mañana podrían volver a ganar terreno en forma de chubascos con distribución irregular. El ambiente se mantendrá húmedo y fresco, con temperaturas máximas de poco más de 20 ºC tanto hoy como mañana en Jubrique, por ejemplo. Esto ayudará a las labores de extinción.