Barcos de la II Guerra Mundial emergen de las profundidades del océano

Una intensa erupción del volcán subacuático Fukutoku-Okanoba, en Japón, ha traído de vuelta a la superficie más de 24 buques de guerra que se hundieron... ¡en la batalla de Iwo Jima! ¿Qué es lo que ha pasado?

Navios Segunda Guerra Mundial
Imágenes tomadas desde helicópteros, muestran los restos de los buques de la Segunda Guerra Mundial, que surgieron tras la erupción de un volcán submarino en Japón. Imagen: Lance Cpl. Courtney White / Cuerpo de Fusileros Navales de los Estados Unidos.

¿Te imaginas encontrarte repentinamente en la costa con decenas de buques abandonados y destruidos, de aspecto fantasmal? Aunque parezca una escena de una película de terror, ha sucedido recientemente en Japón. La intensa actividad sísmica asociada a una erupción submarina ha traído de vuelta a la superficie decenas de barcos fantasmas de la Segunda Guerra Mundial, ¡que hasta ahora estaban en el fondo de Océano Pacífico!

El pasado mes de agosto, el volcán subacuático Fukutoku-Okanoba, ubicado a cerca de 25 metros bajo la superficie del Océano Pacífico, a 5 kilómetros al norte de la isla Iwo Jima del sur y a aproximadamente 1.300 kilómetros al sur de Tokio, entró en erupción, emitiendo una enorme pluma de humo hacia la atmósfera.

Poco después se comprobó que el proceso eruptivo creó una pequeña isla en forma de luna creciente, formada por lava solidificada, piedras pómez y cenizas volcánicas. Dos meses después de la erupción y del nacimiento de la isla, los investigadores se llevaron una buena sorpresa al descubrir que esto trajo consigo a la superficie decenas de buques destruidos en la Segunda Guerra Mundial.

Según el Museo Nacional de la Segunda Guerra Mundial de los Estados Unidos, estos barcos fueron hundidos durante la Batalla de Iwo Jima, una de las más sangrientas de la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico, ocurrida en 1945. Estos buques fueron utilizados por Japón para prepararse ante una invasión de las tropas americanas durante la batalla. Sin embargo, las tropas americanas lograron tomar la isla, abatiendo a decenas de miles de soldados japoneses.

Estos buques terminaron siendo capturados por la Marina de los Estados Unidos tras la derrota de los japoneses en febrero de 1945. Algunas informaciones señalan que fueron hundidos para construir un muelle, para facilitar la llegada de abastecimiento a la isla. La intención de las tropas americanas era crear una base naval artificial en la isla de Iwo Jima para instalar una base militar norteamericana, antes del ataque al Japón continental.

Una fotografía muy conocida muestra fusileros navales americanos izando la bandera de los Estados Unidos, y fue sacada en el monte Suribachi durante la batalla en Iwo Jima. Ese monte, de 155 metros de altitud, alberga un volcán aún activo, que está catalogado como uno de los 10 más violentos del Japón.

De acuerdo con Setsuya Nakada, director del Centro de Promoción de Investigaciones de Volcanes del gobierno japonés, en entrevista a All Nippon News, un gran extensión de mar de aguas turbias se expandió alrededor del volcán Fukutoku-Okanoba, lo que indica que la actividad volcánica aún no ha cesado, y que pueden producirse nuevas erupciones.

Dado que la isla recién creada por la erupción está formada por piedras pómez y ceniza, debería desaparecer en breve. De hecho, ya se redujo a la mitad de su tamaño original. Esto indica que los barcos no permanecerán por mucho tiempo en la superficie, volviendo a su descanso en el fondo del Pacífico.