tiempo.com

El Atlántico despierta, ¿podría llegar algún huracán a España?

Mientras la tormenta tropical Ida se convierte en una amenaza para el Golfo de México, otros dos sistemas se desarrollan en el Atlántico Norte. Uno de ellos se aproxima a las Azores y podría enfilar hacia el continente europeo.

Las condiciones del Golfo de México y de buena parte del Atlántico tropical y subtropical son favorables para el desarrollo de grandes huracanes durante estas próximas semanas.

El Atlántico tropical nuevamente muestra una gran actividad, con tres sistemas en seguimiento por parte del Centro Nacional de Huracanes (NHC por sus siglas en inglés). Dos de estos sistemas son ondas tropicales situadas en mitad del océano y que durante este fin de semana podrían intensificarse, cerrando su circulación y transformándose así en depresiones o tormentas tropicales. Se trata de las ondas 97L y 98L tal y como las ha designado el NHC y poseen respectivamente un 60% y un 80% de probabilidad de desarrollo.

En este momento, la que más nos interesa seguir es la 97L, situada a unos 2200 km al suroeste de las Islas Azores y que se desplazará lentamente hacia el noreste a medida que se organice y adquiere intensidad. Este sistema tiene un 50% de probabilidad de transformarse en un ciclón tropical o subtropical en las próximas 48 horas y un 60% de hacerlo en los próximos 5 días. Si lo logra, será relativamente cerca de las Azores, archipiélago que podría verse afectado en mayor o menor medida por ese posible huracán o tormenta tropical, el cual recibiría el nombre de Julian o Kate.

Sin embargo, a partir de ahí la incertidumbre aumenta demasiado y son muchos los escenarios posibles para este sistema. Si logra desarrollarse, lo más probable es que continúe hacia el noreste y finalmente se extratropicalice, transformándose en una borrasca típica de latitudes medias que podría llegar a Europa. Islandia o las Islas Británicas serían las que más probabilidad tendrían de recibir un impacto.

La Península Ibérica no está totalmente exenta de riesgo, sin embargo con las condiciones y escenarios que se presentan a medio plazo, es muy poco probable que sus restos nos lleguen a afectar. De hacerlo, sería ya finalizada su extratropicalización, es decir, como una borrasca convencional. No obstante, en esta última década no sería la primera vez que un ciclón tropical pone rumbo a las costas de España y Portugal, por lo que en una temporada muy activa como la actual, los ciclones tropicales son un fenómeno a vigilar también desde Europa.

Ida ya es tormenta tropical y una grave amenaza para el Golfo de Mexico

Al otro lado del Atlántico la amenaza ya es real, como suele suceder en temporadas activas por estas fechas. La tormenta tropical Ida se ha formado en las últimas horas en el Caribe y durante este próximo sábado se internará en el Golfo de México tras afectar a Cuba. Sus vientos ya alcanzan los 70 km/h y es probable que superen los 100 km/h a su paso por la isla dado que se está intensificando rápidamente.

Una vez en el Golfo de México, Ida tendrá vía libre para seguir su proceso de intensificación. El entorno será húmedo, sin apenas cizalladura y con un mar de aguas cálidas profundas, más de lo habitual en estas fechas; la temperatura de la superficie del mar en el Golfo de México ya supera los 30 ºC en amplias zonas. Con estas condiciones Ida puede no sólo alcanzar categoría de huracán (vientos superiores a 120 km/h) sino que podría convertirse en uno especialmente fuerte justo antes de alcanzar las costas de Louisiana, donde es más probable su impacto.

A parte de Ida, hay otro sistema más en vigilancia en el Atlántico Norte, la onda tropical 98L. En principio este sistema no se espera que se acerque a tierra firme en la próxima semana al menos, no obstante, la temporada de huracanes promete ser muy activa. A largo plazo son varios los modelos que insisten en desarrollar nuevos sistemas en el Atlántico Norte. Si bien es difícil superar una temporada como la del año pasado, esta promete ser también bastante más activa de lo habitual.