tiempo.com

El Atlántico subtropical "arde", efectos en huracanes y tiempo europeo

Los últimos datos confirman que la temperatura superficial del mar se mantiene, mayormente, por encima de la media en todo el Atlántico tropical, subtropical y el mar Caribe. Estas anomalías térmicas podrían tener repercusiones en nuestras latitudes pero... ¿cómo es posible?

Huracán Florence (2018) desde la Estación Espacial Internacional.

Durante los últimos meses el océano Atlántico tropical y el mar Caribe han presentado temperaturas más cálidas de lo normal principalmente, desde las costas africanas hasta los 30º oeste, y por debajo de los 6º norte hasta el ecuador. En estas zonas, los termómetros han marcado entre 20 y 28ºC, temperaturas por encima de la media respecto a la serie de datos registrada entre 1981-2010.

Este aumento de las temperaturas provoca una mayor evaporación de los océanos, aumenta la disponibilidad de humedad en la atmósfera y favorece la formación de nubosidad y precipitaciones, fundamentalmente en las zonas costeras del continente sudamericano, donde la humedad es transportada por los vientos alisios.

Sin embargo, y a pesar de nuestra lejanía, este aumento en las temperaturas oceánicas podría acarrear consecuencias en nuestras latitudes a medio plazo, con el posible aumento en la probabilidad de que nos visiten huracanes en la nueva temporada que ahora comienza.

¿Por qué se esperan que aumenten los huracanes?

Antes de empezar, debemos nombrar el principal patrón climático que posee un alto impacto en la actividad de huracanes en el Atlántico, el fenómeno ENSO-La Niña y El Niño. Este evento se desarrolla en el océano Pacífico ecuatorial y actualmente, está en la fase de La Niña o fase fría. Esta fase está activa desde hace dos años y algunos modelos apuntan a que podría continuar en los próximos meses. Un récord absoluto donde el evento de La Niña continuaría por tercer año consecutivo.

La Niña, disminuye la cizalladura vertical del viento (diferencia de dirección y velocidad del viento con la altura) impulsando una actividad superior a lo normal de huracanes en el Atlántico Norte. Lo contrario ocurre con la fase de El Niño, que tiende a obstaculizar la creación y desarrollo de tormentas tropicales.

El fenómeno de la Niña estará presente en este 2022 y con él, una temporada más intensa de huracanes. Tras el pasado año, con una de las temporadas más activas de la historia, dónde de contabilizaron 21 tormentas tropicales y 7 huracanes, de los cuales 4 fueron categoría 3 o superior, la nueva temporada de huracanes 2022, que se iniciará en el Océano Atlántico el próximo 1 de junio, será, según los modelos de predicción, más intensa que la del año anterior.

La nueva temporada de huracanes 2022 será un 65% más activa que 2021 debido a las altas temperaturas del Atlántico subtropical y La Niña.

Las altas temperaturas observadas en el Atlántico subtropical junto con el continuado episodio del La Niña, provocarán una temporada de huracanes bastante activa en el Atlántico, se prevé que sea una temporada superior a la media, con entre 16 y 20 tormentas tropicales nombradas, 9 huracanes y 4 huracanes mayores (los que sobrepasan o igualan la categoría 3). Al aumentar el número de huracanes, podría aumentar la probabilidad de que este año se puedan aproximar más al continente Europeo.