Derrumbe y pequeño tsunami en Zakynthos, Grecia

Ayer siete personas resultaron heridas por la caída de grandes rocas en un acantilado de una playa Griega. El impacto de éstas con el agua generó un pequeño tsunami que anegó la playa provocando una estampida entre los bañistas.

Juan José Villena Juan José Villena 14 Sep 2018 - 15:38 UTC

Siete personas resultaron heridas ayer al derrumbarse parte de un acantilado de la playa de Navagio, en la isla griega de Zakynthos. Las rocas impactaron contra algunos de los bañistas y después, como consecuencia del choque con el agua, un pequeño tsunami anegó parte de la arena que estaba bastante concurrida. Los daños personales en general han sido leves, salvo en una mujer de la República Checa de 34 años que acabó con una vértebra fracturada.

En las imágenes captadas por los testigos se ve una concatenación de derrumbes que van cayendo a la playa y al mar, mientras los bañistas tratan de alejarse. Algunos de ellos muy cerca de la polvareda. Una brigada de bomberos y la Guardia Costera Griega buscaron entre los escombros posibles heridos, afortunadamente sin resultado. La playa del “naufragio”, a la que sólo se puede acceder con barco, permanecerá cerrada al público hasta que se revise la rocalla a fondo.

Según explican los medios de comunicación griegos, esta isla está en una zona expuesta a una actividad sísmica intensa y constante que se extiende por la región de las Islas Jónicas. Esto otorga cierta peligrosidad a los acantilados, que en muchos casos presentan rocas fragmentadas.

Publicidad