tiempo.com

Llega Alex, el primer ciclón tropical de la temporada en el Atlántico

Apenas tres días después de comenzar la temporada de huracanes en el Atlántico, que se prevé bastante activa, podríamos asistir al nacimiento del primer ciclón tropical: sería Alex. ¿Cuándo se espera? ¿Qué zona se verán más afectadas? Aquí te lo contamos.

Primer ciclón tropical temporada 2022
Huracán Florence (Categoría 4, 2018) desde la Estación Espacial Internacional.

La temporada de huracanes en el Atlántico dio el pistoletazo de salida este semana, finalizando el próximo 30 de septiembre. Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC), esta temporada va a ser mucho más activa de lo normal, ya que se esperan entre 13 y 15 sistemas, de los cuales, se convertirán en huracanes entre 6 y 10. La mitad de estos podrían ser "majors" (categoría 3 o superior en la Escala Saffir Simpson, con vientos sostenidos de más de 176 km/h).

El NHC lleva informando durante dos días que el antes conocido como Invest 91L y ahora denominado Potencial Ciclón Tropical #1, podría convertirse durante los próximos días en el primer huracán de la temporada en el Atlántico. Como anécdota, señalar que son los remanentes del huracán Agatha, que impactó hace pocos días en Oaxaca (México).

El sistema de baja presión está situado en el Golfo de México, con vientos sostenidos de 64,82 km/h, una presión mínima de 1003hPa y se desplaza en dirección nordeste a 19 km/h. Según la agencia, este sistema tiene una probabilidad muy alta de aumentar su intensidad y convertirse en el primer ciclón tropical de la temporada en el Atlántico. De ser así, su nombre sería Alex.

Alex podría "nacer" en Florida

Según los modelos de predicción, se espera que el potencial ciclón tropical impacte durante la tarde sobre la península de Florida, e incluso podría salir al Atlántico ya como ciclón tropical, avanzando hacia el noreste para situarse durante el domingo al norte de Bahamas, y a última hora del lunes al norte de las Bermudas.

Se espera que tras tu paso por Florida, el sistema desarrolle un centro bien definido y se fortalezca, aproximadamente durante lo que resta de fin de semana y a principios de la próxima semana, donde ya se situaría sobre el oeste del Atlántico Norte.

Fenómenos meteorológicos asociados

El sistema dejará a su paso fuertes vientos, lluvias, marejadas ciclónicas e incluso algún tornado. A medida que el ciclón se vaya intensificando, sus fenómenos meteorológicos asociados también lo harán.

Lluvia

El potencial ciclón tropical seguirá produciendo lluvias fuertes en las próximas horas en el noroeste de Bahamas, los Cayos, el sur de Florida, y Florida Central. Las precipitaciones pueden causar inundaciones repentinas y urbanas considerables, por lo que hay un riesgo importante de deslizamientos de tierra.

Viento

Se espera que a corto plazo el sistema continúe comportándose como una tormenta tropical, es decir, con vientos que se situarán entre los 63 y 118 km/h alrededor de su centro.

Marejada ciclónica

La combinación de una marejada ciclónica junto con las condiciones propias de las mareas provocan que las áreas próximas a las costas se inunden por completo. Si el máximo oleaje coincide con la marea alta, el nivel del mar podría elevarse en torno a un metro en el extremo noroeste de Bahamas.

Las inundaciones asociadas con las marejadas ciclónicas dependen del momento relativo del oleaje y el ciclo de las mareas, y puede variar mucho en distancias cortas.

Tornados

Durante la jornada en curso, también existe la posibilidad de que se formen algunos tornados al sur de la península de Florida y en los Cayos.

¿Rumbo a Europa?

Debido a su intensificación en el Atlántico Norte durante el fin de semana, conviene prestar atención a las actualizaciones de los organismos oficiales. En el hipotético caso de que recorriera todo el Atlántico de oeste a este, tal y como plantea en estos momentos nuestro modelo, podría aproximarse al continente europeo, aunque ya como ciclón extratropical o con algunos rasgos subtropicales al interaccionar con alguna onda, aunque la incertidumbre todavía es muy alta.