tiempo.com

Cada vez más cerca: hacia dónde hay que mirar para ver el cometa milenario

Si quieres vivir uno de los momentos astronómicos más épicos del siglo, debes informarte sobre lo que ocurrirá en los próximos días en la bóveda celeste: ¡podrás avistar el cometa milenario! ¿Cuándo, dónde y cómo? Aquí te lo explicamos.

cometa C/2022 E3 (ZTF) milenario
El C/2022 E3 (ZTF) es un cometa milenario que está pasando "cerca" de la Tierra y alcanzará su máximo acercamiento a inicios de febrero.

El cometa C/2022 E3 (ZTF) tendrá su máximo acercamiento a la Tierra entre el 1 y el 2 de febrero. Este avistamiento será único, ya que no visita nuestro planeta desde el Paleolítico. Si te encuentras en el Hemisferio Norte, tendrás oportunidad de verlo todos estos días hasta alejarse de nuevo. En cambio, los habitantes del Hemisferio Sur tendrán que esperar hasta inicios de febrero para verlo en su plenitud.

Si tienes binoculares o un telescopio en casa, podrás observar mejor la característica cola verdosa de este visitante en noches despejados y en ligares libres de contaminación lumínica. De todas formas, la NASA afirma que pudiera ser observado a simple vista en su perigeo —mínima distancia entre el cometa y la Tierra— así que no te lo pierdas: probablemente sea la última vez que pase cerca de nuestro planeta.

Cuando fue descubierto, se encontraba a 640 millones de kilómetros del Sol, mientras cruzaba cerca de Júpiter. Fue bautizado C/2022 E3 (ZTF) en honor a la instalación Zwicky Transient Facility, donde fue avistado en marzo de 2022: los astrónomos que lo avistaron por primera vez operaban el telescopio Samuel-Oschin del Observatorio Palomar, en San Diego (California).

Mejor momento y lugar para observarlo

Este objeto astronómico tiene una larga órbita que abarca desde el sistema solar exterior hasta el Sol y que se completa en miles de años, lo que lo convierte en un cometa periódico. Por este motivo se vuelve tan especial su visita.

Cuando esté en su máxima aproximación a la Tierra, se ubicará a una distancia de 42 millones de kilómetros.

Aún no se sabe cómo estará su brillo durante los días de su perigeo, por eso se aconseja de todos modos usar binoculares. Este no es un cometa grande, por lo que no será presenciado como el espectacular Neowise en 2020. Pero no te desanimes, porque hay varias formas de encontrarlo en el cielo. Algunos astrónomos incluso estiman que podría alcanzar la magnitud 5, es decir, que se vería a simple vista.

Para el hemisferio norte, la táctica es mirar hacia el noreste, especialmente antes del amanecer. Desde mediados de enero se ha podido distinguir cerca de la constelación Corona Borealis. Con el transcurso de los días, el cometa ha tomado altura y se ha acercado a la constelación del Dragón. A finales de mes, ya será visible desde primeras horas de la noche.

Sin embargo, no habrá tanta suerte en el hemisferio sur. "El cometa se podría apreciar a partir del 4 o 5 de febrero, justo antes de la puesta de sol y mirando hacia el oeste”, explica a La Tercera Juan Carlos Beamin, astrónomo y comunicador científico. Debido a su baja altura, la luz crepuscular y la luz lunar, se recomienda obtener una ayuda óptica para observarlo con mayor precisión. ¡Te deseamos buen avistamiento!