Ya aumenta la amplitud térmica diaria, ¡prepara el armario!

Al despejarse los cielos de amplias zonas del país, las temperaturas nocturnas han bajado, en contraste con las diurnas que tienden a subir, lo que da como resultado amplitudes térmicas diarias mayores que las de la semana pasada. Es algo que irá a más con el avance de la primavera.

La semana pasada fue noticia el polvo en suspensión que se instaló sobre gran parte de la Península y Baleares, lo que mantuvo el ambiente nocturno relativamente suave. Esta semana los cielos fueron recuperando su color azul, limpiándose de las partículas de polvo sahariano y despejándose en gran parte del territorio peninsular, lo que ha provocado un acusado descenso en las temperaturas nocturnas.

El ambiente soleado durante las horas diurnas ha contribuido a suavizar el ambiente, de momento sin llegar a hacer calor, mientras que por las noches, la ausencia de nubes ha favorecido la pérdida de calor del suelo, lo que se traduce en ambiente frío durante la noche. El alargamiento de las horas de sol contribuye a la mayor amplitud térmica diaria que se está registrando por amplias zonas del interior peninsular.

El aire se ha ido limpiando del polvo en suspensión, con presencia de pocas nubes, y en consecuencia hemos notado cómo por la noche hace más frío. Mientras tanto, por el día se ha suavizado bastante el ambiente.

Mientras que de madrugada las temperaturas están bajando hasta valores próximos a los cero grados, registrándose heladas débiles en algunas zonas, por el día las máximas se sitúan entre los 17-20 ºC, lo que se ajusta bien a las temperaturas primaverales de la primera quincena de marzo. Según avance la primavera aumentarán, previsiblemente, las amplitudes térmicas, aquellos días en que domine -al igual que los actuales- un tiempo anticiclónico, con los cielos poco nubosos o despejados. En las próximas semanas debemos tener clara la estrategia a la hora de elegir modelo: por la mañana ropa de invierno y llegado el mediodía, ¡de entretiempo!