StoreWindows10

Así fue la potente rissaga de ayer en Menorca

El mar llegó a presentar oscilaciones de hasta 1,5 metros en Menorca y Mallorca que arrastraron barcos, mobiliario urbano e inundaron restaurantes. Así fue el tsunami de causas meteorológicas.

Juan José Villena Juan José Villena 17 Jul 2018 - 16:13 UTC

Ayer las islas de Mallorca y Menorca vivieron un episodio de rissagas –o resacas, en castellano-. Un fenómeno de origen meteorológico que altera el nivel del mar creando, de forma drástica, pequeños tsunamis. Tras estas olas no hay un origen sísmico, como en las tragedias de 2011 en Japón o 2004 en Indonesia, sino un entramado de subidas y bajadas de presión que quitan y conceden espacio al mar.

Una familia de turistas alemanes fue sorprendida por una ola en Sa Cova Blanca, en el municipio mallorquín de Santanyí, que surgió a mediodía como consecuencia del vaivén. Uno de ellos falleció al no poder evitar la crecida, a pesar del esfuerzo de los vecinos que trataron de abordarlo con una piragua.

La Agencia Estatal de Meteorología había decretado horas antes el aviso naranja –riesgo importante- en Menorca ante las posibles rissagas. El mar llegó a presentar oscilaciones de hasta 1,5 metros que encallaron barcos, arrastraron mobiliario urbano e incluso inundaron, por momentos, paseos marítimos y restaurantes en la bahía de Alcúdia. Todo esto con marejadas que subían y bajaban en cuestión de unos pocos minutos. En el vídeo se puede observar una de las oscilaciones que afectaron a la Cala en Blanes, en Ciutadella.

Publicidad