Los fenómenos meteorológicos que más daño han causado en EE.UU.

El “club” de los mil millones de dólares

Weatherwise

 

Las olas de calor y sequías son los acontecimientos meteorológicos más costosos de la economía americana.

Si le preguntaran cuál es el acontecimiento del tiempo que causó la cantidad más grande de daños económicos en los Estados Unidos, ¿usted qué contestaría? ¿Huracanes? ¿Tornados?

Según el Centro Nacional de Datos Climáticos (NCDC), las pérdidas más costosas en los años recientes emanaron de las sequías y de olas de calor. El Centro recoge los datos que implican los acontecimientos extremos del tiempo y del clima que ocurren en los Estados Unidos. Los documentos recientes de un informe del NCDC recogen los acontecimientos que causan daños estimados por lo menos de mil millones dólares en los Estados Unidos a partir del año 1980 al 2003.

Un total de 58 acontecimientos causaron perdidas de 349 mil millones de dólares en daños, basados en dólares del 2002. Aunque las olas y las sequías de calor no eran los acontecimientos extremos más frecuentes del tiempo durante el período analizado, ellos contabilizaron el 41.2 % de las pérdidas del club. Los segundos acontecimientos extremos más costosos del tiempo en dicho periodo fueron las tormentas tropicales y huracanes, causando el 29.2 % estimado de pérdidas totales.

Según los autores del informe, Tom Ross y el Neal Lott, los estudios sugieren que los incrementos de los costes asociados a pérdidas por fenómenos meteorológicos son debidos a una variedad de factores, incluyendo cambios geográficos de la población (a las áreas costeras más vulnerables), al incremento de la riqueza y el cambio del clima.

 


Tabla I. Lista de los diez eventos meteorológicos que más daños han causado.
Cual, Cuando y su coste económico en dólares. Un “billion of dollar” es en su traducción, mil millones de dólares

 

 

 

 

 

Apuestan por las energías renovables en Inglaterra

Weatherwise

 

Campo eólico en una zona costera normalmente azotada por fuerte vientos

Como una parte de la iniciativa del gobierno, para procurar que el 10 por ciento de toda la electricidad británica sea recursos renovables antes de 2010 y 15 por ciento antes de 2015, los planes recientemente aprobados por gobierno tratarán de aumentar, gradualmente, la población parques eólicos en las zonas costeras del país.

La reputación del Reino Unido como el país más ventoso de Europa le hace poseedor de una buena perspectiva en los temas de energía eólica costera. Cuando se terminen los nuevos proyectos, se estima que proporcionarán energía a cuatro millones de hogares- una sexta parte de las casas en las Islas Británicas.

Los nuevos sitios se agrupan en tres áreas costeras alrededor del país. Uno de los sitios, que estará situado en la costa del este de Gran Bretaña, incluye el parque eólico más grande del mundo, que está pensado para proporcionar hasta 1.2 por ciento de las necesidades totales de la electricidad del Reino Unido cuando esté terminado.

"Tenemos los mejores vientos de Europa y queremos poner al Reino Unido en primera línea y ser un líder en el mundo en el desarrollo de estos centros de generación de energía" dijo Marcus Rand, ejecutivo de la asociación británica de la energía eólica.

Actualmente, las fuentes de energía renovables en el país proporcionan casi el tres por ciento de la fuente total de la electricidad; de ése, el 14 por ciento emanan de la energía del viento (más que la cantidad necesitada para accionar 400.000 casas).

Los lugares de los parque eólicos costeros se elegirán de tal manera que producirán el menor impacto medioambiental Varias organizaciones conservacionistas consideran que es viable el proyecto siempre que se respete a la naturaleza (pájaros, plantas, animales marinos, etc.).

 

 

 


¿Otra Ola de Calor para este año 2004 en Europa?

Weatherwise

 

Anomalías de temperatura semanales analizadas por el Centro Europeo de Predicción de Plazo Medio, CEPPM, para los dos primeras semanas del mes de agosto del 2003. Paneles (a) y (b).

Predicciones correspondientes a las fechas señaladas del sistema de predicción mensual del CEPPM. Paneles del (c) al (f) para el mismo mes.
¿Se repetirán estas mismas señales para el verano del 2004?
Imagen y crédito del CEPPM.

 

Nota de la RAM. Ha aparecido en diversos medios de comunicación la posibilidad que este verano se produzca en Europa una ola de calor parecida a la de 2003. Reproducimos uno de los estudios aparecidos de forma resumida en le revista Weatherwise.

Una reciente investigación sugiere que la devastadora ola de calor europea del verano de 2003 pueda ocurrir de nuevo. Martin Beniston, de la Universidad de Fribourg, Suiza, sugiere que las condiciones del calor del verano pasado son un precursor de un acontecimiento que regularmente ocurra en el futuro. “Los resultados del modelo numérico sugieren que con las concentraciones de gases efecto invernadero, las temperaturas de los veranos son probables que aumenten cerca de un 4°C en promedio, con un aumento correspondiente en la frecuencia de las olas de calor adversas," afirmó Beniston.

Usando datos actuales y simulaciones de un modelo climático, Beniston proyectó una repetición de las temperaturas extremas del verano pasado a través de las últimas décadas del siglo XXI en Europa. Beniston basó su estudio en datos climatológicos suizos históricos junto con simulaciones regionales del modelo de clima para proyectar los cambios futuros en las temperaturas del verano. "La extensión de los máximos registros del verano, a partir de un año al siguiente, puede extenderse de 35-48°C en el clima futuro”. "El número total de los días durante los cuales se excede el umbral 30°C aumentará casi cinco veces en el futuro, como hizo durante la ola de calor 2003." Después de analizar la ola de calor europea de 2003 como "hechos que han de devenir", Beniston agregó que los estudios del acontecimiento como el de 2003 pueden ayudar a determinar los acontecimientos climatológicos futuros y a permitir tomar las decisiones apropiadas y estrategias para los cambios que nos van afectar.

 

 


 

Analizando los huracanes con micrófonos subacuaticos y microondas

Weatherwise

Los hidrófonos son muy utilizados en muchas tareas marinas. Recientes trabajos apuntan su potencial utilidad para analizar la intensidad de los vientos de un huracán de forma detallada.

Los huracanes son uno de los sistemas atmosféricos más destructivos en la tierra, pero a pesar de la mucha atención que se les presta, todavía pueden desafiar nuestros pronósticos. Una de las dificultades es obtener buenas medidas de velocidad del viento. Las tomadas por aviones que se internan en ellos son exactas, pero demasiado costosas para las naciones pobres, como es el caso de Bangladesh una de las naciones más afectadas por dichos fenómenos. Las medidas basadas en los satélites son baratas pero más inexactas, produciendo las estimaciones que pueden llegar al 40 por ciento en el error, según Nicholas Makris de Instituto de Tecnología de Massachusetts.

Como compromiso, Makris propone el uso de micrófonos subacuáticos, llamado hidrófonos. Incluso debajo del agua, el viento es ruidoso, y se ha sabido el nivel de decibelio medido está relacionado con la intensidad del viento.

Pero no fue hasta 1999, cuando el huracán Gert pasó casi directamente sobre el hidrófono de un sismólogo en la dorsal de la mitad del Atlántico. Los científicos tuvieron una oportunidad de probar si esta relación también se puede aplicar a velocidades de un viento más fuerte como es el caso de los huracanes. Makris comparó los registros del hidrófono con las velocidades del viento medidas por un aeroplano. Cuidadosamente trazando la trayectoria de la tormenta, podía correlacionar el ruido con la velocidad del viento directamente sobre el hidrófono mientras la tormenta se acercó. Él encontró incluso que las intensidades del huracán, el ruido subacuático se podría utilizar para medir la velocidad del viento con un error de solo del cinco por ciento.

Desafortunadamente, el hidrófono mide solamente lo qué está pasando por encima directamente él, así que si el huracán pasa demasiado lejos, revelaría solamente lo qué está sucediendo en la periferia. Pero con los hidrófonos, que cuestan solamente 1/4.000 respecto al coste de un aeroplano, los científicos pueden lanzar una red de ellos en las trayectorias de los huracanes y todavía ahorrar dinero. Makris presentó sus resultados en la reunión del 2004 de las Ciencias del Océano de la Unión Geofísica Americana, AGU.

En la misma reunión, Chelle Gentemann, de Sistemas de Teledetección Remota, trató otro problema de pronóstico: los cambios en la intensidad de un huracán cuando las tormentas cruzan las trayectorias.


Los vientos del huracán mezclan las aguas superficiales calientes con otras más frías subyacentes, dejando una estela "fría" que pueda reducir y “humedecer” la intensidad de una tormenta subsiguiente. Los modelos numéricos pueden explicar esto, pero solamente si los predictores saben las localizaciones y las intensidades de las estelas. Tradicionalmente, esto se hace con los instrumentos espaciales que miden la temperatura del agua en los canales infrarrojos, pero eso funciona solamente si no hay nubes en el camino. Gentemann trazó estelas del huracán usando un nuevo satélite que utiliza microondas que-penetra en las nubes para medir la temperatura superficial del mar. Cuando Gentemann utilizó estos datos para modelar las intensidades de tormentas en el Océano Pacífico, obtuvo un aumento del 12 por ciento en la exactitud de los pronósticos a + 72 horas, "que representa probablemente el mejor aumento de una década," dijo Gentemann dicho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>