tiempo.com

La segunda mitad de junio ya presentará el calor propio del verano

En los próximos días el ambiente aún será algo más fresco de lo normal, pero a partir del domingo las temperaturas subirán de forma palpable y llegará el calor propio del comienzo del verano.

Mujer calor
Dentro de unos días habrá que retomar las buenas costumbres del verano, como evitar hacer ejercicio físico en las horas centrales del día e hidratarse bien.

Tras un mes de mayo que fue el más caluroso de la serie histórica -arranca en 1965-, en el que se llegaron a alcanzar valores superiores a los 35 ºC en cinco capitales de provincia y cerca de 40 ºC en dos, Córdoba y Sevilla, el ambiente durante la primera quincena de junio ha sido bien distinto. Se han prodigado las tormentas en las regiones mediterráneas y las temperaturas han sido claramente inferiores a las normales de esta época en toda España.

Chubascos tormentosos hasta el viernes

De momento se mantiene la inestabilidad en el noreste peninsular, donde se producirán chubascos tormentosos que se podrán extender a otras comarcas de levante y también lluvias, en general débiles, en las regiones cantábricas. El sábado, día del comienzo astronómico del verano a las 22 horas y 44 minutos, hora peninsular y balear, la probabilidad será menor, aunque no se podrá descartar alguna tormenta aislada en Cataluña, la Comunidad Valenciana y Baleares. En esa jornada ya se rebasarán los 35 ºC en el valle del Guadalquivir.

Durante la semana próxima apretará el calor

El domingo, los termómetros ya llegarán a marcar 40 ºC en algunas comarcas de la mitad occidental de Andalucía y valores por encima de los 30 ºC en casi todo el resto del interior de la Península. El contraste estará en la mitad occidental del litoral cantábrico, donde no se llegará a los 25ºC de máxima. Esa tónica se mantendrá durante gran parte de la semana. A partir del viernes las temperaturas bajarán de forma generalizada, pero, en cualquier caso, seguirán siendo las normales del verano recién comenzado excepto en algunas zonas de la Cornisa Cantábrica. En otras, como Bilbao, sí se alcanzarán 26 o 27 ºC.

Todo apunta a que las precipitaciones serán muy escasas. Solo se producirán algunas a mitad de la semana en la comunidad gallega y, de carácter tormentoso, en comarcas aisladas de la meseta castellano leonesa y en los Pirineos.

Este domingo algunas comarcas de la mitad occidental de Andalucía ya llegarán a los 40 ºC. En el interior de la Península las máximas rondarán los 30 ºC. Esa misma tónica seguirá la próxima semana.

Pocos cambios en los últimos días del mes

La treintena terminará con situación anticiclónica y, por tanto, de gran estabilidad atmosférica. Los valores termométricos podrán considerarse normales prácticamente en toda España. En esos últimos días parece que las temperaturas más altas estarán ligeramente por encima de los 35 ºC, no se llegará a los insufribles 40 ºC.