¿Es cierto que los aviones hacen más ruido en días nublados?

Los más curiosos habrán notado que hay días en los que parece que los aviones suenan más que en otros. Es solo una sensación... ¿o una realidad?

Marc Redondo Marc Redondo 06 May 2019 - 07:01 UTC
Avión despegando
La humedad influye en la transmisión del sonido de los aviones.

Los que nos pasamos el día pendientes del cielo, sea de forma directa o indirecta, tenemos mucho contacto con los aviones. Y cada día más. Siempre hay alguno en el cielo en cada momento de observación. A veces dejan estelas. Otras, no. Pero hoy no tocaremos este tema.

Hoy vamos a ver algo de lo que no se suele hablar demasiado pero que seguro que sí habréis notado: hay días en los que los aviones, a lo lejos, parecen hacer más ruido que en otros. ¿Es solo una percepción subjetiva? La meteorología nos da la respuesta. Vamos a ver qué ocurre en días con tiempo húmedo, lluvioso, nublado y soleado.

Días con mucha humedad

La humedad afecta a la transmisión del sonido a través del aire. A diferencia de lo que muchos se imaginan, la densidad del aire disminuye a medida que aumenta la humedad. Esto lo experimentan con sus propias manos los pilotos de avión. Así que un aire más húmedo es un aire menos denso.

Las ondas sonoras se absorben más fácilmente en un aire más denso que en uno menos denso. Si el aire las absorbe, el observador las escuchará menos. Eso quiere decir que si la humedad es alta, el aire será menos denso, las ondas no se absorberán tanto y el sonido se escuchará de lejos mejor que en un día seco.

Días lluviosos

Nos encontramos con la misma situación anterior. Los días lluviosos son más húmedos. El aire húmedo es menos denso que el seco. Las ondas sonoras se absorberán menos y, de lejos, escucharemos mejor un avión que en días soleados y menos húmedos.

avión nubes
En días nubosos, con humedad alta, el ruido que emiten los aviones se escucha más.

Días nublados

Aquí ya nos encontramos en una situación completamente distinta. No vamos a hacer referencia a la humedad del aire, sino a las nubes que cubren el cielo encima de nosotros. ¿Por qué?

Hay la creencia de que en un día completamente cubierto por las nubes, el sonido de un avión en tierra o a baja altitud puede rebotar contra la base de estas nubes y volver a la superficie de forma más amplificada. ¿Es esto cierto?

La respuesta es que no. Primero, porque una nube nunca puede amplificar un sonido que le llega. El segundo motivo es que una nube no actúa como una pantalla en la que rebota el sonido. Más bien sería como un difusor. Las ondas sonoras llegan a la base de la nube y pueden ser absorbidas y/o desviadas hacia otras direcciones.

Días soleados

En días soleados la humedad suele ser baja. Eso quiere decir que el aire es más denso. En estas condiciones las ondas sonoras se absorben más durante su camino hacia el observador y, comparado con un día húmedo o lluvioso, a lo lejos se escuchará menos un avión.

Conclusión

Las ondas sonoras que genera un avión se transmiten mejor por el aire de los días húmedos y lluviosos que en los días soleados. De todas maneras, también hay que comentar que la diferencia de sonido es mínima entre cada tipo de tiempo. Además, otros factores como el viento, más ruidos o un resfriado, pueden hacer que lo comentado anteriormente se note de otra manera.

Publicidad