tiempo.com

La flor más grande y rara del mundo huele a cadáver, ¡descúbrela!

Considerada una maravilla de la naturaleza por los botánicos, esta flor gigante puede llegar a pesar más de 10 kilos, aunque su principal característica es su olor, que hará que no quieras acercarte mucho a ella.

La Rafflesia tuan-mudae puede alcanzar un metro de diámetro y pesar más de 10 kilos. Créditos a quien corresponda.

¿Cómo te imaginas que es la flor más grande del mundo? El reino vegetal depara incontables y grandes sorpresas, y una de ellas es una flor gigante que es muy especial. Aunque desde lejos parece una flor exótica, enorme y bonita, los que se acercan se llevan una desagradable sorpresa.

¿Dónde puedes encontrar esta rara flor?

La Rafflesia tuan-mudae tiene un diámetro de más de 100 centímetros y fue descubierta por primera vez durante a principios de 2020 en el área de conservación de la naturaleza de Maninjau, en la isla de Sumatra (Indonesia). Esta flor fue descubierta por primera vez por el West Sumatra BKSDA a finales de 2017.

El anterior récord mundial de Rafflesia tuan-mudae lo ostentaba el mismo lugar y la misma planta huésped en 2017, según explicaron desde la Agencia de Conservación de Recursos Naturales de Sumatra Occidental (BKSDA). Hasta entonces, el récord lo poseía otra Rafflesia en Filipinas, con un diámetro de unos 100 centímetros.

Puede pesar... ¡más de 10 kilos!

La Rafflesia es un género de planta parásita fanerógamas que contiene 15 especies, las cuales habitan en el sureste asiático. Estas plantas brotan del suelo y no tienen clorofila, por lo que necesitan alimentarse de un huésped para obtener agua, nutrientes para poder sobrevivir.

Las plantas de Rafflesia no tienen hojas y casi tampoco tallo; siendo realmente una flor de cinco pétalos con un diámetro superior al metro y un peso mayor a los... ¡10 kilos! Aunque recuerdan a los champiñones, descienden de la familia de las flores de Pascua, que son pequeñas y rojas, mostrando un desvío sorprendente en su línea evolutiva.

Su olor hará que no te acerques

La vida de esta planta tan curiosa oscila entre los cuatro y cinco días. Sin embargo, su principal característica es su olor, que recuerda al de un cadáver o a carne podrida, por lo que no es la flor ideal para regalar. Esto lo hace para atraer las moscas carroñeras que actuarán como polinizadoras sin recibir nada a cambio.

Su olor es muy parecido al de la carne podrida, con el objetivo de atraer las moscas carroñeras.

Muchos botánicos la clasifican como una de las maravillas de naturaleza, y para evitar daños a esta flor gigante, la BKSDA impuso estrictas medidas de seguridad alrededor de esta rara planta, y actualmente está protegida por la ley sobre recursos naturales y conservación del ecosistema.