La superluna rosa ya casi está aquí, ¿cuándo es y por qué es "rosa"?

De normal la Luna ya nos resulta muy bonita, pero muy pronto se espera que sea aún mucho más. Brillará con más ganas y se notará más grande. Todo ello al estar más cerca de la Tierra pero, ¿por qué ocurre?

Es una recreación, no se verá de ese tono. En realidad, el término 'rosa' viene del florecer de una planta silvestre en Estados Unidos y Canadá llamada Phlox o musgo rosa.

Se acerca uno de los fenómenos astronómicos más destacados de abril, junto a la lluvia de estrellas líridas, cuyo pico de actividad es inminente. Si la meteorología lo permite, en la última semana del mes disfrutaremos de la superluna rosa, concretamente el próximo 27 de abril.

¿Por qué se verá más grande?

El fenómeno de superluna se produce cuando la distancia entre la Tierra y la Luna es "mínima", de unos 357.378 kilómetros, y nuestro satélite se encuentra en fase de luna llena. La Luna siempre se desplaza sobre una órbita elíptica, en la que el planeta Tierra se sitúa en el centro. Ese momento en el que nuestro satélite se encuentra geocéntricamente más cerca de nosotros se llama perigeo, y apogeo cuando está más alejado.

En la noche del 26 al 27 de abril, sobre las 05:31 horas según el Instituto Geográfico Nacional (IGN), se podrá ver desde España este evento astronómico en su plenitud. En ese instante se apreciará el destello de la Luna hasta un 15% mayor y su tamaño un 7% más grande. No habrá necesidad de utilizar telescopios ni prismáticos para poder contemplar su dominio del cielo.

¿De dónde viene el color "rosa"?

El término 'rosa' viene del florecer de una planta silvestre en Estados Unidos y Canadá llamada Phlox o musgo rosa. Este tipo de vegetación se viste de ese color justo ahora, en abril. Por esta razón, las culturas antiguas asociaron este fenómeno con el florecer de la planta y la llamaron ‘superluna rosa’.

Según la NASA, el término de superluna surgió en 1979 y fue acuñado por el astrónomo Richard Nolle. En España por ejemplo, también se le conoce como luna del huevo, haciendo referencia a la temporada de puesta de huevos de primavera.

La luna llena y las lluvia de estrellas líridas, como cada año

Aunque este año ni la meteorología ni la fase lunar están de su lado, estos días también tenemos la oportunidad de observar las líridas. Mañana esta lluvia de estrellas alcanzará su máxima actividad y se espera que pasen entre 18 y 20 meteoros por hora.

Como todo evento astronómico, los consejos siguen siendo los mismos: alejarse de la ciudad, evitar obstáculos en el cielo y dirigir la mirada hacia la zona más oscura de este nos ayudará mucho para poder verlas. Lo más probable es que nos quedemos con ganas de más, ya que el pronóstico meteorológico no apunta hacia días despejados. Por tanto, lo mejor será esperar la noche del próximo lunes para poder disfrutar de la superluna rosa.