Atención, bañistas: el rayo de ayer en El Campello no es algo insólito

El vídeo del rayo impactando en la playa de El Campello, en Alicante, es sobrecogedor. Pero aún lo es más si pensamos que podría haber acabado en tragedia.

Ayer el vídeo del rayo impactando en la playa alicantina de El Campello nos dejó helados. No fue un suceso ni mucho menos insólito, ya que las playas y en especial la lámina de agua cercana a estas suelen recibir fuertes descargas eléctricas en días de tormenta. Por eso siempre, en jornadas como la de ayer, se recomienda evitar la primera línea litoral porque suele representar zonas libres de obstáculos o relieves que aguardan el mayor riesgo de impacto: los rayos siempre buscan acortar el camino a tierra y contactan con aquello que sobresale, que en una playa puede ser un bañista. Es el denominado “efecto punta”.

Más allá de lo que sucede sobre la arena y en los paseos cercanos, estar en el agua también aumenta la probabilidad de ser alcanzados por esas descargas de hasta 300 millones de voltios. Las sales presentes en el medio acuático aumentan la conductividad eléctrica de este, con lo que allí el riesgo no es solo el impacto directo, sino también el cercano. Una vez producido el contacto con el agua, la electricidad se expande rápidamente de forma horizontal a lo largo de decenas de metros, recorriendo la capa más superficial que es donde nosotros habitualmente estamos flotando.

El riesgo no es baladí. En España cada año mueren entre 10 y 15 personas por impactos de rayo, pero los individuos alcanzados son unos cuantos más, porque solo un 30% resultan mortales.