tiempo.com

El terremoto más fuerte jamás registrado en la Tierra

Han pasado 62 años desde el terremoto más fuerte jamás registrado en la historia de la humanidad: el Gran Terremoto de Chile de 1960, también conocido como Terremoto de Valdivia, tuvo consecuencias en muchas partes del planeta.

Terremoto Valdivia
Efectos de la ola que desató el gran terremoto de Valdivia en 1960. Foto del Servicio Geológico de EE. UU.

El 22 de mayo de 1960, hace poco más de 62 años, ocurrió el terremoto más fuerte jamás registrado con instrumentos en la historia de la humanidad. Con una magnitud de 9,5 Mw, el megaterremoto de enormes proporciones produjo además un tsunami muy violento, con olas de hasta 25 metros de altura, que se extendió por miles de kilómetros en el Océano Pacífico. El tsunami causó miles de víctimas en Chile, y decenas de muertos también en zonas del globo ubicadas a muchos miles de kilómetros del lugar de origen.

El epicentro del terremoto se ubicó frente a las costas del sur de Chile y el evento es recordado como el "terremoto de Valdivia", debido a que dañó gravemente a esta ciudad. También es recordado como el "gran terremoto de Chile".

El tsunami arrasó las costas de Isla Mocha, en Chile, y luego se extendió a lo largo de miles de kilómetros por el Océano Pacífico, llegando a Hawái después de 15 horas con olas que superaron los 10 metros de altura. El tsunami también llegó a la lejana Nueva Zelanda, donde las olas alcanzaron ese mismo tamaño, e incluso llegó a Japón, en la orilla opuesta del Pacífico, ¡a más de 15.000 kilómetros de distancia!

El sismo del 22 de mayo de 1960, con una magnitud de impulso 9,5 Mw es conocido como Terremoto de Valdivia o Gran Terremoto de Chile.

Un terremoto de enormes proporciones

Nunca se sabrá el número exacto de víctimas del Gran Terremoto de Chile, pero las estimaciones más precisas indican al menos tres mil muertos, muchos de ellos provocados por el tsunami. Hubo más de dos millones de personas desplazadas y enormes daños. Comparados con la fuerza del terremoto, los daños y repercusiones fueron relativamente pequeños si pensamos que otros terremotos de menor magnitud han causado cientos de miles de víctimas.

De hecho, en los daños causados por un terremoto pesan muchos factores, entre ellos la mayor o menor proximidad de las zonas habitadas al epicentro, la forma en que las ondas sísmicas son amplificadas por el terreno y elementos de la geografía local. En el caso del terremoto de Valdivia, las zonas más cercanas al epicentro estaban escasamente pobladas.

Terremoto Chile
El sismo también despertó al volcán Puyehue, ubicado en la cordillera de los Andes.

Magnitud 9,5: ¿cómo de fuerte es un terremoto como este?

Para expresar la potencia de un terremoto se utiliza la magnitud, que indica la energía liberada. Los terremotos más pequeños que percibe el hombre tienen magnitudes muy bajas, en torno a 2,0 (y hay que estar muy cerca del epicentro para notarlos), mientras que a partir de una magnitud superior a 5,5 pueden causar daños importantes.

Un sismo provoca daños si el epicentro está cerca de zonas habitadas o si se presentan fenómenos de amplificación de ondas sísmicas, entre otros factores. Evidentemente, también pesa mucho la vulnerabilidad de las viviendas y las infraestructuras. Otro factor importante es la profundidad a la que ocurrió el terremoto (hipocentro), porque los terremotos muy profundos tendrán un impacto menor.

terremotos más importantes del mundo
Los terremotos más fuertes jamás vistos en la Tierra: el más fuerte es el de 1960 en Chile.

Precisamente porque gran magnitud no siempre es sinónimo de devastación, otra forma de medir un terremoto es utilizando la escala de intensidad, que tiene en cuenta los efectos sobre el medio ambiente y sobre las cosas construidas por el hombre. La intensidad de un sismo se expresa con la escala Mercalli, luego modificada en la escala MCS (Mercalli-Cancani-Sieberg). Esta escala llega hasta el grado XII: en ese caso, hablamos de destrucción total. Un terremoto de muy alta magnitud en el desierto abierto, lejos de cualquier ciudad, probablemente tendrá una intensidad mínima, porque no causará daños.

Y llegamos a la magnitud de un terremoto, que en el caso del gran terremoto de Chile fue de 9,5. La magnitud está expresada en escala logarítmica, lo que significa que cada aumento de grado corresponde a un aumento de energía de unas 30 veces. Un terremoto de magnitud 7 será 30 veces más fuerte que uno de magnitud 6, y un terremoto de magnitud 8 será 30 por 30 veces más fuerte, es decir, 900 veces más fuerte.

El tsunami se propagó por todo el planeta

La magnitud del terremoto y tsunami de Valdivia dio un fuerte impulso a la creación de un sistema de alerta temprana en caso de tsunami. A continuación puedes ver la reconstrucción de cómo se propagaron las olas del tsunami en el Océano Pacífico.

El terremoto ocurrió en la zona de subducción donde la placa tectónica de Nazca se encuentra con la placa sudamericana, hundiéndose debajo de ella en la fosa oceánica a un ritmo de casi 10 centímetros cada año (valores muy altos).

Esta zona de colisión entre las placas se encuentra a lo largo de toda la costa de Chile, y forma parte del llamado "Anillo de Fuego del Pacífico". El "cinturón de fuego" del Pacífico es la zona del planeta donde se concentra el 90% de los terremotos que ocurren en el mundo, así como una enorme cantidad de volcanes, e incluye regiones altamente sísmicas como Japón, la costa oeste de América, las Aleutianas, las islas de Indonesia y Nueva Zelanda.

Geología del cinturón de fuego del pacífico
El "cinturón de fuego" del Pacífico, donde se concentran el 90% de los terremotos del planeta y una enorme cantidad de volcanes.

Terremotos con una magnitud superior a 9,0 después de 1960

El terremoto de 1960 fue el más potente jamás registrado por el ser humano, pero en las últimas décadas se han producido otros terremotos de magnitud 9 o superior, como el de Sumatra (Indonesia) de 2004 que provocó un tsunami que dejó al menos 230.000 muertos (uno de los grandes desastres naturales de la era moderna) y la de Japón en 2011, que volvió a provocar un aterrador tsunami que provocó cerca de veinte mil muertos.