Final de abril, ¡tormentas mil!

La inestabilidad atmosférica seguirá marcando la pauta meteorológica durante los últimos días del mes de abril, con una tendencia a remitir los chubascos por el sur de la Península según vaya discurriendo la semana. La posibilidad de tormentas fuertes seguirá presente en algunas zonas peninsulares.

La entrada en escena de la borrasca Lola, a finales de la pasada semana, inició un periodo de marcada inestabilidad atmosférica en la península Ibérica, que tendrá su continuidad lo que resta del mes de abril. Los chubascos y las tormentas dejarán de ser tan generalizados, aunque se mantiene la posibilidad de que sean localmente fuertes los próximos días.

Hoy martes será en la franja central de Andalucía y área del Estrecho donde esperamos los chubascos tormentosos más intensos. También lloverá a ratos con intensidad por el Cantábrico Oriental y podrá descargar alguna tormenta localmente fuerte por el Maestrazgo, en el interior de Castellón. Las temperaturas diurnas bajarán por el norte peninsular y Baleares.

Con la borrasca Lola, los chubascos y las tormentas se han extendido por muchas zonas de la Península, afectando a algunos lugares con bastante intensidad. Continuarán hasta que termine el mes.

Mañana miércoles remitirán los chubascos por el sur peninsular. De producirse alguno será disperso y débil. De cara, principalmente, a la segunda mitad del día, tendremos actividad tormentosa, con chubascos localmente fuertes por amplias zonas de la mitad norte de la Península, como la Meseta Norte y el área del sistema Ibérico.

El jueves y el viernes, coincidiendo con el final del mes de abril, la inestabilidad atmosférica se localizará principalmente en el nordeste peninsular. Esos días podrán descargar tormentas fuertes por Aragón y Cataluña, principalmente por zonas de montaña, extendiéndose la posibilidad de chubascos y algunas tormentas a otras zonas de los extremos norte y este peninsulares. El ambiente se mantendrá fresco en amplias zonas de la Península y Baleares, subiendo las temperaturas por el sur peninsular, donde se irán despejando los cielos.