tiempo.com

Lluvia de estrellas Delta Acuáridas y Perseidas: dónde y cuándo verlas

El verano arrancó de la mano de un eclipse solar 'anillo de fuego' que no fue visto desde España. Ahora, los amantes de la astronomía tienen otra oportunidad para deleitarse del cielo nocturno estival... ¡se acerca la lluvia de estrellas Delta Acuáridas y Perseidas!

Lluvia de estrellas
Se acercan días astronómicos moviditos... La lluvia de estrellas Delta Acuáridas están al caer. También le seguirá las famosas Lágrimas de San Lorenzo a mediados de agosto.

Aunque no es de las lluvias de estrellas más famosas y brillantes, las Delta Acuáridas suelen ser una buena apuesta para observadores y curiosos. Este año las condiciones no resultan demasiado favorables, en tanto que su máximo llega dos días después de la Luna llena. Al menos, servirá para ir cogiendo el tranquillo de cara a la lluvia de estrellas más popular del año, las Perseidas, que afortunadamente su pico máximo sí coincidirá con la Luna en fase menguante el 12 de agosto.

¿De dónde vienen las Delta Acuáridas?

Las Delta Acuáridas provienen del cometa 96p-Machholz, y es en la constelación de Acuario -de ahí su nombre- donde se produce el punto radiante, que viene a ser la zona de donde parecen surgir las estrellas fugaces. Estos destellos están con nosotros desde mediados de julio pero su pico máximo se produce ahora, a final de mes. Viajan a gran velocidad por el espacio, aproximadamente a unos 15.000 kilómetros por hora, y cuando entran en nuestra atmósfera se desintegran formando ese cielo tan iluminado que a todos suele gustar.
En las noches del 28 al 30 de julio alcanzarán su pico máximo y se esperan hasta 25 meteoros por hora. Este 'diluvio astral' permanecerá con nosotros hasta mediados de agosto, aunque la probabilidad de ver las estrellas fugaces con mayor actividad y visibilidad disminuye. Las acuáridas serán más fáciles de observar pasada la medianoche, sobre las 02:00 am, cuando el cielo nocturno esté lo más oscuro posible a pesar de la Luna.

De noche y lejos de la ciudad, mucho mejor

Será una lluvia de estrellas ideal para el hemisferio sur, ya que el radiante estará en un punto más alto del cielo, pero hay que mantener la calma ya que aquí, en el hemisferio norte, también se va a dejar ver. Cualquier mirador, montaña, punto alejado de la ciudad o lugar con el firmamento más oscuro puede ser un lugar idóneo para disfrutar de la noche bañada de estrellas. Se recomienda llegar al lugar elegido 1 hora antes de comenzar el espectáculo, así daremos tiempo a nuestra vista para que se acostumbre a la oscuridad.

En general, los meteoros de las Delta Acuáridas tienden a ser más tenues que los producidos por las Perseidas. Su máxima actividad durará tres días consecutivos, 28, 29 y 30 de julio, aunque nuestro satélite se encontrará en fase de cuarto creciente y dificultará mucho su visión. La presencia de la Luna impedirá ver alguno de los meteoros más tenues, por ello la recta final de la madrugada es el momento perfecto para poder observarlas.

El aperitivo de las Perseidas

Aunque las Delta Acuáridas son una lluvia de estrellas muy prolongada, ahora mismo están compartiendo el cielo con las Perseidas -desde el 17 de julio-, más populares por su gran tasa de actividad -200 meteoros por hora-. Para determinar si se trata de unas o de otras, basta con observar el movimiento de los meteoros. Si el destello procede del norte se trata de las Perseidas, las Delta Acuáridas aparecen desde el sur.

Tan solo un par de semanas después del pico máximo de las Delta Acuáridas llega el de las Perseidas, también conocidas como Lágrimas de San Lorenzo. La próxima cita con el cielo nocturno será entre el 11 y 13 de agosto. Este año el día 12 aguardará el momento exacto en el que habrá más actividad, que coincidirá con la Luna en fase menguante, por lo que será un momento óptimo para su observación.