Cuarentena: los consejos del astronauta que pasó un año en el espacio

Scott Kelly es un astronauta retirado de la NASA que pasó casi un año en la Estación Espacial Internacional. En tiempos de aislamiento social, nos cuenta algunas recomendaciones muy interesantes para sobrellevar lo mejor posible este momento inédito de la humanidad.

Scott Kelly NASA astronauta Aislamiento social cuarentena Coronavirus COVID19 Pandemia
Kelly dentro de un simulador preparándose para viajar a la Estación Espacial Internacional. Créditos: Bill Ingalls-NASA

La pandemia del coronavirus se expande por el planeta y en cuestión de unos pocos días nuestras vidas han cambiado radicalmente. Desde un primer momento, el principal consejo dado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) fue recurrir al aislamiento social para disminuir la tasa de contagios.

La cuarentena empezó a implementarse progresivamente en distintos países, y con esta medida empezaron a manifestarse síntomas como el aburrimiento y la ansiedad. Existen pocas personas más indicadas que Scott Kelly para contarnos cómo sobrevivir a esta nueva realidad que nos toca enfrentar en estos días.

Kelly es un astronauta retirado de la NASA y redactó una columna de opinión en New York Timesdonde relata su experiencia en la Estación Espacial Internacional durante casi un año.

Aprendí varias cosas durante el tiempo que pasé allí que me gustaría compartir. Están a punto de ser útiles, nos encerramos en casa para ayudar a detener la propagación del coronavirus.

Seguir una rutina y tomar pausas

Kelly señala que es vital mantener un horario organizado.“En la estación espacial todo mi tiempo estaba agendado, desde el momento en que despertaba hasta la hora de ir a dormir. A veces eso incluía una caminata espacial que podía durar hasta ocho horas; en otras ocasiones, se trataba de una tarea de cinco minutos, como echar un vistazo a las flores experimentales que estaba cultivando en el espacio”.

“Cuando vivía en el espacio, tomaba pausas de manera deliberada porque sabía que estaría ahí durante un largo periodo, justo como la situación en la que ahora estamos”. Kelly aconseja tomar tiempo para realizar actividades divertidas y cuenta que ha llegado a ver dos veces todas las temporadas de “Games of Thrones”.

Moverse y tener un pasatiempo

El astronauta asegura que es de vital importancia no estar únicamente en un sólo lugar. Por ejemplo, si nos quedamos trabajando en nuestro cuarto, Kelly nos insta a salir de él a ratos. “No necesitas ejercitarte dos horas y media al día, como lo hacen los astronautas en la estación espacial, pero moverte una vez al día debe ser parte de tu horario de cuarentena”, señala.

Kelly también aconseja encontrar una actividad de escape que no sea el trabajo ni el mantenimiento de tu entorno. Por ejemplo, la lectura o practicar un instrumento: “A algunas personas les sorprende enterarse de que llevé libros al espacio. La distracción silenciosa que te proporciona un libro físico (que no te alerta de ninguna notificación ni te da la posibilidad de abrir otra pestaña) es invaluable".

Kelly comenta que los astronautas recurren a estas actividades de distracción y nos recuerda la versión que hizo el astronauta canadiense Chris Hadfield de “Space Oddity” de David Bowie.

Escribir un diario y no perder la conectividad

Entre los estudios que ha realizado la NASA sobre los efectos del aislamiento en humanos, Kelly nos dice que uno de los descubrimientos más sorprendentes que se hizo fue el valor que le entrega a las personas el escribir un diario: “A lo largo de mi misión de un año, me tomé el tiempo de escribir sobre mis experiencias casi todos los días. Si te das cuenta de que solo estás registrando los sucesos de todos los días (que, en este contexto, quizá sean repetitivos), mejor intenta describir lo que estás experimentando a través de tus cinco sentidos o escribe sobre tus recuerdos”.

Aunque vernos sea difícil, es importante mantener videoconferencias o conversaciones telefónicas con amigos. “A los científicos les parece que el aislamiento es dañino no solo para nuestra salud mental, sino también para nuestra salud física, especialmente para nuestro sistema inmune. La tecnología hace que sea más fácil que nunca mantenerse en contacto, así que vale la pena dedicar tiempo para conectarse con alguien todos los días. Podría ayudarte a combatir los virus”, concluye.