Nubes estratosféricas polares

La estratosfera de la Tierra es extremadamente seca, más seca que el desierto más seco de la Tierra. Por esa razón, las nubes en la estratosfera son raras.

 

 

 


 

Sin embargo, los observadores en Islandia estuvieron informando una irrupción de nubes coloridas en la estratosfera a primeros de marzo de 2018:

“Estas fueron vistas en el norte de Islandia en el área de Akureyri”, dice el fotógrafo Adrian Pearman, cuya foto captura tanto las nubes troposféricas comunes (nubes gruesas que recorren la atmósfera inferior) como las nubes estratosféricas en tonos pastel a unos 20 km de altura. “Eran muy brillantes y cubrían la mayor parte del cielo visible”.

Las nubes heladas estratosféricas polares (polar stratospheric clouds, PSC) son un signo de temperaturas muy frías. Para que se formen cristales de hielo en la árida estratosfera, las temperaturas deben bajar a alrededor de -85º C, tan frías que las moléculas dispersas de agua convergen y se unen a pesar de la gran distancia que las separa.

 

La luz del sol a gran altitud que brilla a través de pequeñas partículas de hielo ~ 10?m de ancho produce los característicos colores iridiscentes.

Alguna vez se pensó que eran meras curiosidades, ahora se sabe que algunas nubes estratosféricas polares están asociadas con la destrucción del ozono. De hecho, se formó un agujero de ozono en el Reino Unido en febrero de 2016 tras un brote de PSCs tipo 1 que destruyen el ozono.

Los observadores del cielo alrededor del Círculo Polar Ártico deben estar alertas para estas nubes. Los brotes de PSCs a menudo duran días, y sus vivos colores iridiscentes son inolvidables.

 

Spaceweather.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *